miércoles, 1 de marzo de 2017

9 JINETEADA


Era Domingo, circulábamos tranquilos por una carretera de asfalto en dirección al sur de Chile. Carretera Austral. De repente vemos acumulación de vehículos a ambos lados de la vía, también gente en el prado contiguo. Por supuesto paramos y preguntamos al paisano del coche de al lado qué era todo aquello.
-"Una jineteada" (ellos pronuncian "jinetiada")
A nosotros nos parecía un rodeo. Nos acercamos  y comenzamos a ver el espectáculo. Se trataba, efectivamente, de un rodeo en el que los animales eran caballos salvajes y los jinetes, gauchos. Chile y Argentina comparten esta tradición.
Había unas trescientas personas, ambulancia, camión de bomberos, una caseta desde la que un locutor "largaba" sin parar y un "payador", hombre que, guitarra en mano, improvisaba coplas relativas al evento.
No sé qué me pasó, quizás fue la megafonía, el charlatán/comentarista, el payador, el ambiente, el esplendoroso día soleado, el paisaje, los caballos o los ataviados jinetes al estilo gaucho lo que me hizo emocionarme.
Realmente era un espectáculo ver a aquellos jóvenes intentar domar aquellos caballos que saltaban alocados. Uno de los jinetes salió despedido y cayó de mala manera descoyuntándose un brazo. Sus gritos eran tremendos. Acudieron varios a atenderle y uno de ellos, a base de tirones, en ese momento los gritos del muchacho eran sobrecogedores, consiguió colocarle el brazo en su sitio. En ese momento se me hizo un nudo en la garganta y se me llenaron los ojos de lágrimas. Repito, no sé qué me pasó. Debe ser la edad.


Este es el muchacho que se cayó y se hizo daño

Primeros auxilios
Después de la "jinetiada" llegamos a Coyhaique, ciudad importante del sur de la carretera austral, Aquí hemos sido acogidos por Mabel y Manuel, Gente generosa y divertida que nos ha puesto al día de los pormenores de la vida en esta región aislada. Gracias a ambos por vuestra hospitalidad.
Con Mabel en Coyhaique


1 comentario:

  1. Jooope pareja!! Vaya viaje! ... Y sin cambiar de idioma. Y cómo os tratan!! Magnífico relato. Seguid así, y cuidaros mucho.
    Un abrazo desde el frío hemisferio norte.
    Dani

    ResponderEliminar